Implantes Auditivos Osteointegrado

¿Qué son los Implantes Auditivos Osteointegrado o anclado en el hueso?

Los implantes Auditivos Osteointegrados le llevan los sonidos al órgano auditivo por conducción directa a través el hueso. La “osteintegración”, involucra la integración de hueso, mediante la fusión del hueso vivo en el oído con un implante hecho de titanio.

Los implantes en Alicante se llevan a cabo en una cirugía ambulatorio de alrededor de 3 horas, en Cai Salud te podemos ayudar una vez lo tengas, nuestros técnicos están disponibles en la Avenida Jijona de Alicante.

¿Cómo Funciona un Implante Osteointegrado?

Llega el día de la operación y la prótesis de titanio es instalada quirúrgicamente al paciente, en el cráneo con un estribo pequeño que quedará fuera de la piel o con un imán bajo la misma, es muy cómodo para el día a día.

En la parte de fuera, el completo procesador captura el sonido y transmite las señales como vibraciones sonoras al implante de titanio.

El implante le permite al oído interno, el cual está incrustado en el hueso, reciba estas vibraciones, permitiendo una mejora en la audición.

¿Quién es Candidato para Recibir un AOI?

En nuestro país, y más concretamente en Alicante, para beneficiarse de un sistema osteointegrado, una persona debe tener suficiente sensibilidad auditiva en al menos un oído interno, aunque podrá tener diferentes grados de pérdida de la audición en el oído opuesto.

Los siguientes tipos de pérdida de la audición pueden ser tratados, tras las pruebas pertinentes, el paciente lo solicita al técnico especialista.

  • Por la pérdida definitiva y conductiva de la audición siempre que esta sea debida a orígenes congénitos (ej.: atresia) o quirúrgicos.
  • Con una disminución mixta de la audición en la cual los aparatos auditivos no pueda usar o tengan un beneficio limitado para el paciente.
  • Pérdida auditiva significativa basada en los nervios en un lado (algunas veces conocido como sordera unilateral), donde un aparato auditivo no puede ser útil.

Los técnicos especialistas aconsejan que también aquellos niños que tengan al menos de cinco años puedan usar el procesador en una banda suave.