Descubra el nuevo placer de oír

Cuando se empieza a utilizar un audífono, se descubre el placer de oír bien y se vuelven a escuchar muchos sonidos que antes no se distinguían debido a la pérdida auditiva, desde las pisadas propias hasta el cantar de los pájaros o el dulce sonido de las olas en nuestra costa alicantina. No obstante, se necesita un periodo de adaptación para que el cerebro empiece a comprender y distinguir los sonidos que tenía olvidados. Conforme vayan pasando los días, se irá fomentando la comunicación y compresión con nuestro alrededor.
Hoy en día, la tecnología de dichas prótesis auditivas, hace que la persona se ponga el audífono por la mañana y se lo quite para dormir, ya que son automáticos y no precisan de tocar ningún botón. De tal modo que son más fáciles de utilizar y de adaptarse, y en Cai Salud les podemos asesorar para encontrar el mejor para usted.


Algunos consejos para una buena adaptación y descubrir el placer de oír bien:

-Llevar puesto el audífono durante la mayor parte del día, desde un primer momento (también en situaciones silenciosas o individuales), aunque parezca que no lo necesita.

– Ser positivo, todo lleva su periodo de adaptación. Con un poco de tiempo, le será cada vez más fácil escuchar todo lo que le rodea.
-Limpiarlo tal y como le explicamos en el Centro Auditivo.
-Acudir a sus revisiones periódicas para su buen mantenimiento y buen ajuste.

Al visitar uno de nuestros centros auditivos, está dando el primer paso hacia una buena audición